Plagas en el cultivo de marihuana

Vota esta noticia

En este artículo, vamos a tratar las principales plagas en el cultivo de marihuana. Tanto en interior como exterior, y las maneras más sencillas de combatirlas.

Plagas en el cultivo de marihuana
Oruga

Orugas: Son una plaga típica del cultivo exterior, es prácticamente imposible tenerla en interior, si estamos haciendo las cosas mínimamente bien.

Suele aparecer con más fuerza, en el inicio de la floración, hasta la llegada del frío. Es muy fácil de detectar, puesto que aparecerán hojas mordidas y excrementos sobre ellas. Algunos tipos prefieren atacar directamente el cogollo y son menos visibles. Donde taladren el cogollo aparecerá podredumbre y esa parte la podremos dar por perdida. Si no los detectamos a tiempo pueden producir grandes mermas en la producción.

Por otro lado es muy fácil de prevenir y de combatir. Para ello utilizaremos bacillus thuringiensis desde el inicio del calor, finales de junio aproximadamente, a no ser que las detectemos antes. Este producto es 100% ecológico, no es perjudicial para los animales, y es compatible con las abejas.

Haremos aplicaciones cada 7 días, hasta el final de la floración,  el plazo de seguridad es nulo pero dejaremos un par de días mínimo antes de cosechar.

Plagas en el cultivo de marihuana
Cochinilla algodonosa

Cochinilla: Esta plaga nos la encontraremos siempre en el cultivo exterior. Este insecto caracterizado por tener un caparazón que hace más difícil su eliminación, lo detectaremos a simple vista. Hay diferentes especies, pero a todas las encontraremos inmóviles sujetas al tallo succionando savia.

Excretan una melaza que puede favorecer la aparición de negrilla.

Tratamiento: Haremos una solución al 50% de agua y alcohol, y las retiraremos manualmente con un algodón o trapo. Después administraremos aceite de neem, que también podremos usar como preventivo.

Plagas en el cultivo de marihuana
Mosca del suelo

Mosca del suelo: Es un insecto alado, generalmente de color negro y entre 2-4 milímetros de longitud.

Lo detectaremos porque al regar, los veremos salir volando del interior del sustrato. Nos lo podremos encontrar tanto en interior como al aire libre. Los daños más grabes los producen sus larvas, que se crían en el sustrato y son imposibles de detectar. Se alimentan de las raíces de nuestra planta, pudiendo surgir infecciones secundarias debido a su ataque.

El aceite de neem es muy efectivo contra esta plaga, tanto como preventivo como tratamiento para combatirla. Lo administraremos por vía radicular, como preventivo cada 15 días. Como tratamiento una vez por semana.

En interior funcionan muy bien las trampas adhesivas amarillas, para su detección y para ayudar a combatirla.

Plagas en el cultivo de marihuana
Mosca blanca

Mosca blanca: Más común en exterior, aunque nos la podemos encontrar en interior si no somos extremadamente cuidadosos.

Es un insecto alado de color blanquecino de unos 2-4 milímetros de longitud. Suele encontrarse en el envés de las hojas, donde coloca sus huevos. Por ello es muy importante para la prevención de ésta y de otras plagas, la revisión del envés de las hojas para su detección.

Es una plaga muy seria, ya que puede transmitir infecciones víricas o fúngicas, ya sea por su aparato bucal al alimentarse, o por sus excrementos.

Como preventivo el aceite de neem funciona bastante bien y también para ayudar a combatirlas.

El extracto de ajo es uno de los insecticidas ecológicos más efectivos contra esta plaga y su plazo de seguridad es nulo.

Las piretrinas son muy efectivas, pero es muy importante la temprana detección porque es una especie que crea resistencias a los insecticidas muy fácilmente.

Plagas en el cultivo de marihuana
Plaga de mosca blanca

Como última alternativa tenemos los insecticidas químicos específicos que no recomiendo en floración.

Para el cultivo interior, es recomendable colocar un filtro para polen e insectos, para evitar visitantes no deseados.

Las trampas adhesivas amarillas nos ayudaran a su detección y erradicación.

Pulgones: El color depende de la especie, aunque el más frecuente es el verde. Tamaño entre 1-10mm. Y también según especie pueden tener alas o no. Los encontraremos principalmente en exterior aunque si somos algo descuidados se podrían ver en interior.

Se alimentan de las partes más jóvenes y tiernas de la planta. Pueden transmitir enfermedades víricas de una planta infectada a otra sana.

Además de alimentarse de la savia de la planta, producen una melaza que es el caldo de cultivo ideal para hongos como la negrilla. Esta melaza al ser muy pegajosa también impide el desarrollo normal de la planta.

Plagas en el cultivo de marihuana
Pulgón

El jabón potásico es una buena opción para retirar la melaza si las plantas no están en floración avanzada.

Después el tratamiento con piretrinas para eliminar a los insectos.

El aceite de neem es una buena opción como preventivo.

Plagas en el cultivo de marihuana
Trip

Trips: Es una plaga que nos encontraremos principalmente en interior.

Son unos insectos alados de unos 1,2mm en su plena madurez. No es una plaga agresiva, pero si muy persistente.

Los síntomas de un ataque de trip, son unas decoloraciones de entre 1 y 2mm. Que causan al alimentarse succionando la savia. Al mismo tiempo aprovechan estas incisiones para depositar sus huevos dentro del tejido vegetal.

Como prevención, podremos utilizar tiras adhesivas azules, que nos servirán para la detección de la plaga y contribuirán a su erradicación.

Como tratamiento, las piretrinas son bastante efectivas.

Araña roja: Nuestro principal enemigo en el cultivo interior, y el más peligroso.

Plagas en el cultivo de marihuana
Araña roja

Es un ácaro de unos 0,5 milímetros de longitud, que introducimos nosotros mismos en nuestros cuartos de cultivo. Ya sea introduciendo una planta infectada, o en nuestra propia ropa si hemos estado en el campo o en otros cultivos que estén afectados.

Sus síntomas son unas decoloraciones minúsculas producidas al alimentarse. En una fase más avanzada de la colonización aparecerán una especie de telas de araña que cubrirán las puntas de nuestras plantas o el cogollo si están en floración. Llegados a este punto si no la controlamos, y con la rapidez de reproducción que tiene en condiciones favorables a las pocas semanas terminarían con la vida de la planta.

Plagas en el cultivo de marihuana
Ataque de araña en estado avanzado.

Tanto en interior como exterior las condiciones  idóneas para la proliferación de esta plaga son, temperaturas altas y humedad relativa baja. (Por debajo de 40%).

Prevención: No introduciremos plantas o esquejes procedentes de otros cultivos. Si es inevitable, prepararemos un cubo con un material acaricida en las proporciones que marque el fabricante. Y procederemos a la inmersión de los esquejes totalmente, exceptuando la raíz, durante unos segundos. Lo dejaremos aparte en cuarentena, y al día siguiente lo introduciremos en el cultivo. Sería interesante dar un tratamiento preventivo al resto del cultivo.

Nos cambiaremos siempre de ropa antes de entrar o acercarnos a nuestro cultivo, siempre que vengamos del campo o de otros cultivos.

Para madres y plantas en estado vegetativo, los quemadores de azufre son la opción más efectiva. Además nos ayudaran a prevenir ataques de otras plagas y ataques de hongos como el oídio.

Para combatirlas, las piretrinas y el extracto de canela son los mejores medios ecológicos de los que disponemos.

Como insecticidas químicos tenemos los compuestos a base de abamectina, que son muy efectivos pero no c0nviene abusar de ellos, ya que estos ácaros crean resistencias a los insecticidas muy fácilmente. De ahí que lo más recomendable en tratamientos largos, tanto químico como ecológicos, sea la alternancia de productos.

En interior también nos ayudará, bajar la temperatura y subir la humedad .(siempre dentro de unos parámetros que no sean perjudiciales para las plantas). Unos 23-24º y una humedad cercana al 60% nos ayudarán a relentizar su ciclo vital y que sean más fáciles de controlar.

A más calor más frecuentes han de ser los tratamientos, y cuantos más tratamientos más probable que se hagan inmunes a los materiales utilizados.

La mejor estrategia para combatir estas plagas es la prevención, con los medios que hemos ido detallando para cada especie.

Plagas en el cultivo de marihuana
Trampa adhesiva en un vivero

Aplicando neem sistemáticamente pulverizado y en el riego.

Colocar trampas adhesivas amarillas y azules.

Limpieza exhaustiva del lugar y de todos los materiales después de cada cultivo.

Aportar silicio en nuestro programa de cultivo. Ya que endurece las paredes celulares de nuestras plantas y las hace menos “apetecibles” para los insectos chupadores.

Tener ropa exclusiva para trabajar con nuestras plantas.

Y recomendamos no utilizar insecticidas químico sistemáticamente para evitar que se creen resistencias. Los utilizaremos como último recurso o en caso de ataques muy grabes.

Artículo por: J.S.Simón

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *