Insecticidas y fungicidas ecológicos en el cultivo de cannabis

2 (40%) 2 votes

¿Porqué utilizar insecticidas y fungicidas ecológicos en el cultivo de cannabis?

En primer lugar hemos de tener en cuenta, que los productos fitosanitarios químicos, suelen tener trazas residuales.

Y teniendo en cuenta que plantamos para el autoconsumo, nos estamos jugando nuestra salud. Y en el caso de cultivar marihuana medicinal deberemos eliminar al máximo cualquier tipo de elemento tóxico.

Además estos productos pueden ser peligrosos para otros insectos beneficiosos, como las abejas, u otros insectos depredadores de las plagas que nos atacan.

Pueden envenenar acuíferos o ríos y debemos restringir su uso exclusivamente a cuando sea inevitable.

Los productos ecológicos son muy efectivos si se administran correctamente no son perjudiciales para nosotros ni para el medio ambiente. Disponemos de una amplia variedad de productos que vamos a ver a continuación.

Todos ellos los encontraremos en nuestras tiendas de cultivo ya preparados para utilizar, para una mayor comodidad y efectividad. Con la grantía de los respectivos fabricantes.

Insecticidas y fungicidas ecológicos en el cultivo de cannabis

Trampas adhesivas: Muchos insectos se sienten atraídos por los colores azul y amarillo vivos, y al posarse sobre estas tiras quedan atrapados por su adhesivo. Son un buen medio para la detección de las plagas y contribuyen a su erradicación.

Las trampas amarillas sirven par atrapar mosca blanca, pulgones, minadores, mosca del suelo.

Las azules sobre todo se usan para el trip.

Piretrinas: Es un potente insecticida vegetal que se obtiene de las flores secas de crisantemo. Actúa por contacto y es fotodegradable.

Se puede utilizar con la frecuencia que sea necesaria, y para un mejor efecto se puede combinar con jabón potásico.

Es muy útil contra cochinillas, pulgones, trips y mosca blanca. Debe ser  aplicado en una solución con el ph al 7 para ser plenamente efectivo.

Su plazo de seguridad es prácticamente nulo pero recomiendo dejar pasar entre 24 y 48 horas antes de cosechar.Insecticidas y fungicidas ecológicos en el cultivo de cannabis

Aceite de parafina: Actúa por asfixia, y es muy efectivo contra cochinillas, huevos y larvas de ácaros y otros insectos. También actúa como mojante. No se recomienda su uso avanzada la floración. No es compatible con el azufre.

Jabón potásico: Es un insecticida elaborado con aceites vegetales, que actúa por contacto y no por ingestión. Lo que evita que los insectos creen resistencias.

A los insectos de cuerpo blando, que respiran por la piel, reblandece su cobertura superficial y los mata por asfixia. A otros de cutícula mas dura se la debilita potenciando el efecto de otros insecticidas aplicados posteriormente.

Ayuda a la limpieza de la melaza producida por algunos insectos como los pulgones, actúa como potenciador de otros insecticidas y como humectante, (aumenta la persistencia de los insecticidas.)

Tierra de diatomeas: Es un insecticida mineral compuesto por algas unicelulares fosilizadas, formadas en lechos de ríos y mares haceInsecticidas y fungicidas ecológicos en el cultivo de cannabis millones de años.

Actúan por contacto en plagas de insectos de sangre fría. Su envoltura de base de silicio con forma de aristas, cuando roza el cuerpo de un insecto le perfora la capa de queratina, produciéndole la muerte por deshidratación.

También tiene una función secundaria dado su alto contenido en oligoelementos, aporta una gran riqueza mineral al sustrato.

Se puede utilizar para conservar semillas, protegiéndolas de hongos bacterias y virus.

Es eficaz contra hormigas, caracoles, babosas, orugas y cochinillas. Para un efecto óptimo espolvorear en seco sobre la planta y la tierra. Se puede utilizar diluida en agua al 1%. Es compatible con otros tratamientos y su plazo de seguridad es nulo.

Bacillus thuringiensis: Esta cepa de bacteria se muestra altamente efectiva para el control de orugas. Actúa por ingestión y la oruga muere Insecticidas y fungicidas ecológicos en el cultivo de cannabisen unos 3 a 5 días. No deja resídu0s y es inocuo para los organismos beneficiosos. Se aplica por vía foliar, como preventivo una vez por semana en época de aparición de las orugas. Plazo de seguridad nulo.

Purin de ortigas: Es un producto producido a partir de ortigas. Aparte de su uso como insecticida tiene otras funciones, como la de estimular el crecimiento, es fungicida, promueve la formación de clorofila y sirve para tratar carencias de hierro.

Protege de ataques de pulgones y araña roja. Se aplica tato por vía foliar como radicular.

Utilizado como fortificante y preventivo rociar la planta una vez por semana. En caso de presencia de plagas aplicar el tratamiento cada tres días.

Extracto de ajo: Se obtiene mediante la maceración y prensado de bulbos de ajos esterilizados, con el fin de prolongar la vida del producto. Actúa como repelente sistémico de amplio espectro. Es absorbido por el sistema vascular de las plantas, y produce un cambio en el olor natural de las plantas que repele las plagas. Nosotros no percibiremos ningún cambio en el sabor y olor del producto final.

Controla todo tipo de insectos minadores, chupadores, masticadores y barrenadores.

Aplicación foliar cada 15 días.

Aceite de neem: Extraido de la pulpa de la Margosa. Es uno de los insecticidas ecológicos más utilizados, debido a su eficacia y polivalencia.Insecticidas y fungicidas ecológicos en el cultivo de cannabis Los insectos que lo ingieren dejan de alimentarse, inhibe su crecimiento, disminuye su fecundidad y la ovoposición, disminuye las proteínas y aminoácidos. Y no resulta perjudicial para los depredadores de estos insectos.

Eficaz contra orugas, pulgones, minadores, mosca blanca, ácaros, mosca del suelo, etc. Respeta a las abejas.

Se puede utilizar con jabón potásico para potenciar su efecto. Aplicar fuera de las horas de máxima insolación. Aplicar por vía foliar y radicular, como preventivo cada 15 días.

Tomillo rojo: Es un fortificante ecológico utilizado para el control de hongos y bacterias. Induce a la planta a que produzca más defensas propias, para hacer frente a posibles agentes patógenos. Es efectivo contra fusarium, botrytis, alternaría y pytihum.

Tiene una alta persistencia y un plazo de seguridad nulo. Aplicación mediante pulverización.

Extracto de cítricos: Fortificante natural sistémico para el control de pudriciones, hongos y bacterias.

Procedente de extractos de pulpa y semillas de cítricos, tiene una acción curativa y preventiva.

Provoca la ruptura de la membrana celular d hongos y bacterias.

Favorece el aumento natural de las defensas de la planta. Es efectivo contra botrytis, fusarium, alternaría y pytihum. Aplicación pulverizado por vía foliar y la superficie del sustrato. Plazo de seguridad nulo.

Trichoderma harzianum: Esta cepa de hongo coloniza las raíces y ejerce un gran efecto beneficioso, contribuyendo al aumento de las Insecticidas y fungicidas ecológicos en el cultivo de cannabisresistencias naturales de la planta.

Mejora el enraizamiento, puesto que sintetiza unas hormonas naturales que favorecen el desarrollo radicular.

Otra característica interesante es su micofagia, se alimenta de otros hongos que son perjudiciales para la planta, como fusarium y pytihum. También solubiliza algunos nutrientes como el fósforo, favoreciendo su asimilación.

Su persistencia y capacidad para multiplicarse una vez aplicados al suelo, grantizan su establecimiento.

Extracto de canela: Fito fortificante que incrementa la resistencia de la planta frente agentes patógenos, especialmente el oídio y los ácaros. Actúa por contacto, y potencia la acción de otros fungicidas anti oídio. Su plazo de seguridad es nulo.

Bacillus valezensis: Esta cepa activa los sistemas de defensa naturales de la planta. Estimula la capacidad de autodefensa de la planta ante condiciones de cultivo adversas.

Se aplica de 4 a 6 veces repartidas durante todo el ciclo de cultivo no mezclar con azufre.

Azufre: Se utiliza directamente espolvoreado sobre la tierra y las plantas. O en ambiente en cuartos de cultivo, a través de quemadores.

Es muy efectivo contra hongos y ácaros. No se recomienda su uso en floración avanzada.

No puede aplicarse con aceites y tampoco con temperaturas superiores a 30º

Cola de caballo: Contiene una substancia tóxica para los hongos llamada Equisetonina. Cabe destacar también, la presencia de determinadosInsecticidas y fungicidas ecológicos en el cultivo de cannabis ácidos orgánicos, como la palustrina y dimetilsulfona. Componentes que hacen que la cola de caballo, sea uno de los controladores de hongos ecológicos más eficaces. Teniendo también, cierto efecto insecticida frente a pulgones y ácaros.

Es efectivo contra oídio, mildiu, roya, botrytis, etc.

Como preventivo debe aplicarse una vez por semana por vía foliar.

En caso de presencia de hongos, cada 3 días.

Oxicloruro de cobre: Cobre en forma de oxicloruro.

Es un fungicida foliar con acción preventiva, de amplio espectro y buena persistencia.

Efectivo contra hongos y bacterias.

No se recomienda su uso en floración.

Propolio: Es un producto elaborado por las abejas, a partir de sustancias resinosas, que recogen de yemas de los árboles, arbustos y plantas.Insecticidas y fungicidas ecológicos en el cultivo de cannabis

Lo colocan en la entrada de la colmena, con el fin de evitar la entrada de cualquier parásito o enfermedad.

Actúa aumentando las defensas naturales de la planta, la induce a tener una mayor resistencia, frente a agresiones por organismos patógenos.

También es un regenerador natural de tejidos, que ayuda ante agresiones fúngicas.

Eficaz ante oídio, fusarium, botrytis, alternaría, etc.

Aplicación por vía foliar y radicular, como preventivo cada 20 días.

Si existe infección, una vez por semana.

Y hasta aquí, la lista de los productos ecológicos más utilizados y destacados, que podemos utilizar para tratar y prevenir las diferentes plagas, y enfermedades, que atacan a nuestras plantas.

Tan solo recordar que siempre es más efectiva la prevención que el tratamiento.

Y que todos los tratamientos deberemos realizarlos fuera de las horas de máxima exposición solar. Los realizaremos al atardecer, o en el caso del cultivo interior instantes antes de apagar la iluminación.

Artículo por: J.S. Simón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *