Todos los pasos para regar plantas de marihuana

Todos los pasos para regar plantas de marihuana, ya que depende de que pasos sigas y como la riegues tendrás unos resultados u otros. No hablamos de resultados de bien o mejor, sino que si no lo haces bien puedes desde matar a la planta o salga mal a que te salga una cosecha de máxima calidad. A veces la cosecha depende más de como riegas tus plantas más que una semilla muy cara o un esqueje ultra seleccionado.

Todos los pasos para regar plantas de marihuanaPara regar nuestras plantas debemos buscar un agua de calidad, el agua del grifo contiene muchas sales, así que si conseguimos agua de osmosis mejor que mejor. En su defecto podemos usar agua del aire acondicionado y si no podemos hacer otra cosa, recurrimos por último al agua del grifo. Si tenemos agua de osmosis o agua del aire acondicionado, tendremos que hacer una mezcla 50/50 de agua del grifo con el agua del aire o la de osmosis.

Una vez tengamos un agua de calidad lo que también tenemos que saber que hay que regular el Ph del agua a un nivel adecuado para la fase en la que estén, en crecimiento 5,5 y en floración de 6,2 a 6,8 el primer mes aumentando poco a poco, y a partir del segundo mes de floración a 6,8. Para medirlo primero hay que echar los abonos que necesite la planta esa semana y remover bien antes de medirlo, ya que los fertilizantes cambian el Ph del agua y si lo medimos antes no nos sirve.

Todos los pasos para regar plantas de marihuanaLa cantidad de agua con la que regar depende mucho del estado de tu planta, ya que no es lo mismo regar una planta en una maceta de 3,5L recién trasplantada hace una semana que cuando está lista para trasplantar a una de 7L con mucha más raíz y más tamaño de planta. Hay que regar con la cantidad de agua justa para que al día siguiente o como mucho 2 días ya esté seca. Empezamos cuando son pequeñas echando un vaso de agua a cada una, vamos al día siguiente y vemos si se la han bebido ya que al ser tan pequeñas seguramente aun pese la maceta y así hasta que se lo beba y le echemos otro vaso. Cuando riegues con un vaso y al día siguiente esté demasiado seco, aumentamos a 2 vasos. Así hasta que cortemos, no tiene ni una cantidad justa ni hay que regar poco, tienes que ir adaptándote.

Si sigues éstos sencillos pasos, tus plantas serán saludables y se alimentarán bien, si abusas de la cantidad de agua al regar, de demasiado fertilizante o no regulas el Ph, seguramente la planta no consiga llegar al final dando su fruto, o por lo menos unas flores de calidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *